FANDOM


Este Gaiden trata sobre la historia del romano César hasta que este asume a su puesto como Caballero Dorado de Libra

La historia del sobreviviente de una familiaEditar

Roma había entrado en guerra, contra un reino, el motivo ,era para la expansión de Roma, sin embargo, años más tarde, la guerra terminó, y Roma termino conquistando, sin embargo en los restos de guerra, comienza esta historia...

Comandante: Los damnificados pasen aquí

Algunos que perdieron sus pertenencias, se acercaban hacia él, mientras los comandantes, los llevaban, hasta dar donaciones al rey, sin embargo..

Capitán: Comandante, un niño está en la fila

Comandante: ¿Qué?

El comandante, observó a un niño despeinado y lleno de suciedad, caminar entre las filas

Comandante: Llamen a ese niño

Capitán: Sí!

El capitán dio la señal y el niño fue llevado hacia el comandante

Comandante: ¿Cómo te llamas niño?

Niño: Caesar

Comandante: ¿Dónde están tus padres?

Caesar: Ellos murieron en la guerra..

El comandante se sorprendió y vio al niño con una mirada risueña y triste

Comandante: ¿Y tus familiares?

Caesar: Soy huérfano, señor

El comandante levantó las manos y llamó a su capitán

Comandante: Lleven al niño, a darle un buen baño, vistanlo con túnicas romanas, corten su cabello y ponganlo en la venta de esclavos romanos

Capitán: ¡Sí!

El capitán tomó del brazo a Caesar e hizo lo que le mandaron a hacer su comandante.

 La vida de un esclavoEditar

Luego de un tiempo, Caesar llegó a la familia y conoció a su ama.

Mujer: Un niño, es mi nuevo esclavo; Bah, ¿Cuál es tu nombre?

Caesar: Caesar mi señora

Mujer: ¿Caesar?, Qué nombre tan raro, te llamarás ahora en adelante César

Caesar: Mi nombre es Caesar, mi señora

Soldado: Niño, será mejor que obedezcas a tu ama, ella es muy prestigiosa, a pesar de que sea muy joven

Caesar: Lo siento..

Desde aquel día, su nombre fue cambiando a César y con el paso del tiempo, César fue creciendo hasta llegar a la adultez, a sus 18 años, su ama, lo veía con lujuria, a pesar de ser mayor que él. Un día decidió llamarlo, para lograr cumplir sus deseos lujuriosos.

Mujer: César, ven aquí

César acepta y va hacia ese lugar,donde su ama,se colocaba una túnica blanca

Mujer: Ayúdame a terminar de colocar mi tela

César: 

César fue y se acerco a amarrar la tela, de su ama, pero ella, con sus pierna, movió su túnica y arropó, para después tumbar a César

Mujer: Ahora seremos uno..

César: ¿Qué? Eso es una ofensa, contra los Dioses, está dicho que Juno, la Diosa del Casamiento, ninguna mujer se dejará tocar la piel, si es de alta sociedad, hasta que contraiga matrimonio

Mujer: Olvida eso, solo escucha a tu ama..

César: ¡He dicho que no!

La mujer se tapa con su túnica y abofetea a César, expulsándolo a este de su cuarto

Mujer: Hoy te mandaré a donde los soldados a esculpir piedra para los monumentos....ve

César, solo se levantó y fue con los soldados. Al llegar el capitán pidió a César, que suba las piedras, hasta la cima

Capitán: ¡Trabajen perezosos!

César, subió y vio como los soldados romanos, golpeaban a los esclavos, para después este siga moviendo las rocas, sin embargo...

Soldado: Oye trabaja

El soldado latigueaba a uno, pero este yacía enfermo

Esclavo: Déjalo, está enfermo

Soldado: No me ordenes!!

El soldado sostiene su látigo y golpea al esclavo, enfureciendo a César

Este se acercó y detuvo el látigo

Soldado: ¡No interfieras, esclavo de Vanassan!

El soldado golpea a César, pero este lo muerde a él, para que después los demás soldados golpeen a César y se lo lleven al tribunal

Juez: Vanassan, ¿Qué haremos con él?

Vanassan: Llevarlo lejos de mi, a la cárcel

César por su parte, no observa a Vanassan y simplemente es encadenado a la cárcel.

La llegada de un mentorEditar

César había ingresado a la cárcel más peligrosa de todos los tiempos. En la cárcel, estaba los criminales, soldados de guerra; Algunos eran demasiados peligrosos.

Cierto día, César se encontraba observando por una ventana; Cuando en eso...

Preso: Oye estúpido que andas mirando

Preso 2: A lo mejor, es solo un niño que llora por su libertad

Preso 3: Escuche, que él no acepto a Vanassan, como su prometido

Preso: ¿Acaso eres una florecita?

Todos reían por lo dicho.

César: Vete, perdedor

Preso: ¿Qué?

El preso se acerca a César y contempla el rostro de él

Preso: Repitelo...Aca...

Antes de que el preso termine, César lo golpeó fuertemente al preso rompiendo su tabique, después de eso, muchos presos acorralan a César y lo sostiene en llaves de lucha romana..Pero en eso..

Anciano: Dejen al muchacho

Los presos retroceden, mientras él se acerca y se lo lleva.

César: Gracias..

Anciano: De nada..Soy Spartan, un antiguo gladiador, me metieron aquí por estar en contra de las leyes romanas..¿Tu nombre?

César: César

Spartan: Ya veo..¿Quieres salir de este infierno?

César: Sí!

Spartan: Pues entonces, enlistate para ser el gladiador de los siguientes juegos olímpicos

César se sorprende y habla

César: ¿Por qué yo?

Spartan: Tienes un buen derechazo y además no temes a la gente. Vamos si puedes ser el mejor, lograrás salir y no te pudrirás aquí

César: ¿Y cómo lo haré?

Spartan: Ganando el torneo

César: ¿Qué pasa si pierdo?

Spartan: No podrás, porque los gladiadores no conocen la derrota, ellos simplemente mueren

César: (sorprendido) Entonces, acepto

Spartan: Bien dicho chico; Mañana en la mañana, saldremos a inscribirte y entraremos a un campo de entrenamiento; No llegues tarde

César: Sí!

Con una nueva opción de salir y vivir, César estuvo con Spartan, hasta el día siguiente, donde su vida tomaría un nuevo rumbo.

La técnica del dragón: El misterio de los Cincos PicosEditar

El día que comenzó con su entrenamiento, César hizo todo como Spartan dijo, al día siguiente, ambos se inscribieron para el torneo de gladiadores, por lo que se les permitió salir a ellos del lugar, así que ellos fueron hacia una cascada romana

Spartan: Primero debes saber de los armamentos, el gladiador en su primera lucha, puede usar un casco, escudo, espada, o si es posible, tobilleras, rodilleras y hombreras

César: Lo entiendo

Spartan: Sin embargo, nosotros debemos entrar a las peleas de categoría, donde participarás en los juegos olímpicos, ahí podrás usar más armamento.

César: ¿Por qué usamos poco armamento en estas batallas?

Spartan: El emperador, no quiere gastar mucho oro

César: Ya entiendo

Al llegar ambos, fueron a la cascada, donde Spartan y César se sentaron

Spartan: Empezaremos con el "Arte del Dragón". El primer paso, es meditar y contener a la naturaleza, solo así despertarás el poder en una mismo, mi querido alumno

César entiendo y medito, día y noche, hasta conseguir sentir su poder.

Spartan: Lo haces muy bien, el segundo paso..Es aprender, el "Dragón Naciente"

La cascada estaba ahí y Spartan se acercó

Spartan: Golpea a la cascada y altera el flujo, mi alumno

César, lo intentó, pero el agua no lo dejaba.

El tatuaje

El tatuaje del Dragón, se presenta en la espalda de César

Spartan: Usa tu poder, solo así despertarás, el Dragón que ahí en ti

César entiende y entonces medita, para después, lograr crear el puño y lanzarlo, la cascada toma un rumbo diferente, mientras César, alza más su puño, formando a un dragón.

Spartan sonríe y él ve, como un tatuaje aparece en César, era un dragón morado que parecía ascender a lo más alto

Spartan: Felicidades, el Dragón Naciente te eligió, como su ejecutor, ahora que tienes su tatuaje, podrás estar listo, ya que de aquí, solo entrenaremos con armas

Spartan y César empezaron a entrenar con el dominio de la espada, el escudo, para después terminar.

Ya todo llegaría y las luchas preliminares...empezarían.

La vida del gladiador ha empezadoEditar

Al día siguiente César, se había alistado todo para ser un gladiador, su primer combate definiría, si el podía llegar a los combates olímpicos, jugando todo vida o muerte, para esta batalla. 

Spartan: Espera, los reglamentos, permiten que uses esto

César: ¿Una máscara..Para qué?

Spartan: Para que no pierdas algún ojo, cuídala, yo la usé en batallas, son de buena suerte

César: Gracias

César la porta y en eso él va hacia la batalla contra su adversario.
Cesar como gladiador

Censar se prepara como gladiador

El juez da la señal y César empieza su lucha.

Gladiador: Vamos pequeño, te haré pedazos y esparciré tu sangre, para después beberla

El otro gladiador era inmenso y gigante comparado a César, que parecía un niño al lado de un gigante, mientras la gente exclamaba sobre la mala suerte de César, pero este estaba tranquilo y concentrado.

El gladiador se dispuso a atacar a César, para aplastarlo con el escudo, pero César se defiende, ocasionando un choque.

Presos: ¡Imposible!

Todos se quedaron impresionados al ver el choque, el gladiador había sido chocado contra las barras del estadio, mientras César con su escudo roto, no mostraba daño.

Gladiador: ¡Maldito..voy a comer tus huesos!

El gladiador furioso se acercaba, pero este tomaba la pose para hacer el puño, sorprendiendo a Spartan, que reconocía esa pose.

Gladiador: ¡Muere!

El gladiador se disponía a con su espada partir a César, pero este despierta su energía oculta, abriendo sus ojos.

César: ¡Dragón Naciente!

César lanza el poderoso dragón y logra golpear al gladiador, rompiendo toda la protección de él, para después este caiga muerto por el golpe.

Juez: ¡El ganador!

Los presos se asombraron de la fuerza de César que demostró que podía vencer de un solo golpe a toda clase de oponentes, mientras los jueces lo aplaudían.

César se acercó a Spartan.

César: ¿Qué tal lo hice..?

Spartan: Nada mal, eres su número uno para apostar, pero no te confíes

Spartan toca su hombro, mientras César sonríe y su vida como gladiador continúa.

Sin embargo cierto día Roma tomaría traición a él.

El adiós al maestro y el maestro del maestro: El famoso Dragón aparece ante CésarEditar

Luego de un tiempo, la final en los Juegos Olímpicos se acercaban, pero las apuestas sobre César y el luchador favorito del emperador, estaban a favor de César. Por lo que el emperador se le ocurrió un plan. Él publicó en su muro cerca del palacio, un mensaje a todo los soldados, que decía:

"Quién me capture a Spartan y traiga su cabeza, será desposado con una de mis hijas"

Al parecer César no se habia enterado de la proclamación, sin embargo cierto día, Spartan lo llevó por las mazmorras, cerca de un túnel.

Spartan: Debes tomar este barco, lo iba a usar para escapar, pero ya estoy muy viejo, además quieren matarte

César: ¿Qué?, Descuida yo los detendré

Spartan: No, debes vivir, además esto te llevará a donde esta mi maestro

César: ¿Tu maestro?

Spartan: Sí, él te enseñara la técnica máxima, la cual nunca domine; ahora Solo ve.. por favor

César entiende y se despide de su maestro mientras se le caía una lagrima rápida, para después sentarse en su bote e irse, mientras escucha como los soldados mutilaban a su maestro.

Días después, llegó a un monte, que lo escaló, el legendario monte de los Cincos Picos.

Voz cavernosa: ¿Alto..¿Quién eres??

César: Soy César, Spartan..me mandó aquí

Voz cavernosa: ¿Spartan?..¿Qué paso con él?

César: Está muerto

Voz cavernosa: ¿Qué..acaso fuiste tú?

César: No, él salvo mi vida a cambio de la suya, se podría decir que era su alumno..

La voz cavernosa toma figura y un poderoso dragón aparece. 

Dragón: Soy el Dragón Milenario y maestro de él, ¿A qué te trajo? 
Dragón Milenario

Dragón Milenario

César: Necesito aprender la técnica que Spartan no pudo.

Dragón: (riendo) ¿Cómo crees que tu puedes aprenderla?

César: Porque él confío en mi sus enseñanzas

El dragón se impresiona y mira a César.

César: Es todo por mi

Dragón: Está bien, entonces te enseñare el ataque más fuerte.

Así el dragón y César entrenaron hasta la muerte, llegando al final, pero César lo logró.

Dragón: Felicidades ahora podrás continuar tu rumbo..Antes te pediré un favor.

César: ¿Qué sucede?

Dragón: Quiero que te encuentres con Athena, la Diosa de la Sabiduría Griega

César: ¿Athena?..Imposible, ya que soy romano

Drágon: No te preocupes, Athena acepta a todo humano. Como verás ella actuó en la guerra contra los Gigantes, donde acabó con el poderoso dragón que ahora es una constelación.

Athena: ¿Quieres que la elimine?

Dragón: No, Solo ve con ella, Athena me salvó a mi y a muchos dragones de los humanos, algunos aún vive, pero Athena nos mostró compasión. Una vez que busques lo que veas. Quiero que te encuentres con ella, Athena ahora buscará a un guerrero fuerte, que este pronto será su ayuda, para una batalla que determinara el destino de este mundo 

César: Está bien maestro

César bajo el monte y luego subió en su bote, para dirigirse hacia su destino mientras oyó un leve rugido; Era de su maestro, que lo despedía y deseaba una buena vida.

FIN

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar